Si eres de esos que odia manejar con lluvia, pero no te queda de otra, te dejamos estos consejos para que las tormentas no te vuelvan a angustiar

Hay pocas situaciones tan aterradoras como ir manejando y que de pronto caiga una gran tormenta que te impida por completo ver el camino. Si bien no está de más decirte que lo más importante es mantener la calma en todo momento —y por más que nos cueste—, también hay algunas otras acciones que puedes llevar a cabo para mantenerte a salvo y cuidar tu coche. Como la lluvia no nos da tregua y ahora se presenta con grandes tormentas, te contamos cuáles son.

Mantén la velocidad

Aunque tu primer instinto te diga que debes bajar la velocidad, no lo hagas pues esto te pone en peligro y a los demás autos que podrían chocar contigo también. Recuerda que la poca visibilidad que estás experimentando, también la están sufriendo los demás, así que disminuye tu velocidad lentamente y encuentra un ritmo constante.

Usa tus luces

En algunas ocasiones, lo mejor es usar tus intermitentes para que los demás te vean. Recuerda que es tan importante ser visto como no deslumbrar a los demás con tus luces, por lo que las intermitentes bastarán, para que todos se guíen en medio de la lluvia.

Cuida el agarre de tus llantas

Como ya hemos dicho antes, es importante preparar el coche para la temporada de lluvias y hay que poner especial atención en las llantas, pues estos tienen una capacidad de evacuación del agua, determinada por el dibujo. Si la lluvia es torrencial, es probable que sobrepasemos la capacidad y no tengamos el control total del coche. Si experimentas aquaplaning, no hagas movimientos rápidos, ve soltando con suavidad el acelerador y corrigiendo tu trayectoria con el volante, de esta forma tu auto no derrapará.

Cuida tu distancia

El agua también puede afectar el desempeño de los frenos, por lo que te aconsejamos aumentar tu distancia y no hacer movimientos bruscos como frenar, girar demasiado o acelerar de golpe.

Al salir de un charco

Si tienes que pasar por un charco o no tuviste manera de evitar una corriente de agua, calienta o seca tus frenos pisando el pedal con suavidad.

Si es de noche

Pon mucha atención al alumbrado, además de preocuparte por ti, cuida a los peatones o lo ciclistas que pudieran ir por el camino. Obedece todas las señales de tránsito y no sobrepases los límites de velocidad.

Por último te decimos, es muy importante mantener en óptimas condiciones tu auto en temporada de lluvias, si no lo hiciste antes, consulta nuestra nota y revisa a detalle cada elemento para prevenir accidentes. Mantén la calma y recuerda estos simples consejos que te mantendrán a salvo.

Facebook Comments

Website Comments

Post a comment