Te compartimos algunas acciones que pueden salvar tu vida y la de tu tarjeta

El fraude cibernético está a la alza y en México se ha convertido en el primer lugar de reportes ante la Condusef. Mario di Costanzo presidente de esta institución, reveló que en el primer semestre de 2018 el fraude cibernético a usuarios de la banca otorgó ganancias netas a los delincuentes de 4 mil 412 millones de pesos en el periodo enero-junio de 2018. Aunque estos números son alarmantes, existen algunas acciones que puedes llevar a cabo para disminuir el riesgo de convertirte en una víctima más de la delincuencia, te compartimos algunas de ellas.

Verifica la reputación de los sitios en los que compras online

Es importante que los sitios web en los que compras, y que por lo tanto obtienen la información de tus tarjetas, tengan una buena reputación y cuenten con protocolos de protección de datos. Observa que en la barra en la que pones la dirección, se vea un candado, que demuestra la seguridad del sitio.

Mantente al tanto de las operaciones de tu tarjeta

Es importante que actives algún tipo de alarma que te notifique las operaciones que se llevan a cabo con tu tarjeta en tiempo real. Algunos bancos lo hacen vía SMS o también a través de sus aplicaciones.

No des los datos de tu tarjeta a cualquiera

Por más que parezca increíble, sucede a menudo que las personas proporcionen datos de sus tarjetas a personas desconocidas o que no se identifican debidamente. Se ha escuchado sobre fraudes telefónicos desde hace muchos años y aunque todos tenemos algún conocido que ha pasado por esto, pocas veces armamos un plan de contingencia para que esto no nos pase a nosotros.

No permitas que se lleven tu tarjeta lejos

En casi todas las tiendas y restaurantes cuentan con terminales inalámbricas que pueden llevar hasta donde te encuentres para pasar tu tarjeta en tu presencia. De esta forma te aseguras de que no anoten tus datos, la clonen o hagan alguna transferencia extra con ella. Si en algún sitio que frecuentas te niegan llevar la terminal hasta donde te encuentras, desplázate hasta el lugar en el que te van a cobrar, con tu plástico en mano.

 

Facebook Comments

Post a comment